LA INFALIBILIDAD DEL PAPA

Fuera falible el Papa, bien podría, 
puesto que le debemos obediencia, 
inducirnos a error, y en consecuencia 
llevarnos rectamente a la herejía.

Si, huyendo de esto, es mi razón mi guía, 
en la grey, ipso facto, hay disidencia, 
y es cismática entonces mi creencia 
si de la del Pontífice varía.

Rodara incierta, pues, la grey entera, 
sin seguro pastor, entre el abismo 
de la herejía y el del cisma horrible.

Aun pudiéramos todos vernos fuéra 
del redil, inclusive el pastor mismo. 
¡Absurdo! -Luego el Papa es infalible.

descargar
Etiquetas: